Diseño y personalidad: mala relación

En este tema me gustaría mucho saber su opinión, por que ustedes harán el mejor análisis.
Hace tiempo hablaba con unos compañeros de mi escuela (UAM X) y discutíamos que muchos, pero muchos jóvenes diseñadores anteponían sus gustos personales en la resolución de un proyecto de diseño antes que hacer un análisis retórico y mercadológico para solucionar adecuadamente el problema, pero eso no es lo peor de todo, lo peor de todo es que esto es de manera "inconciente"!!!, así es, la mayoría de los diseñadores que hacen esto no se dan cuenta, aquí en ejemplo:
...un compañero de diseño en primer año era fanático de un equipo mexicano muy famoso (colores azul, amarillo y un águila de imagen), y sorprendentemente TODOS sus diseños eran "azules y amarillos", lo mismo para una imagen de un bar que una postal de un museo...

Es de sorprenderse que muchos jóvenes hacen esto pero no se dan cuenta, vemos al chiko o chika que se "viste a la moda" diseñando "a la moda", al "metalero" con sus diseños con mucho color "negro y letras grudge", en fin....lo raro es que suele venderse bien esto cuando el "diseñador" y el "cliente" tienen los mismos gustos, asi q para los dos el proyecto "esta bien padre" pero lamentablemente no funciona para solucionar el problema de diseño y fracasa, obvio, por que no estuvo diseñado para eso desde un principio.

De este pequeño análisis salen dos puntos importantes:

-El proyecto de diseño se realiza pensando en solucionar adecuadamente el problema real del cliente, no satisfaciendo los gustos del diseñador.
-El diseño no tiene nada que ver con nosotros "ni físicamente ni ideológicamente", el diseño es retórica aplicada a lo visual.

Como una pequeña conclusión, creo firmemente que un buen diseñador tiene que tener una cultura visual gigantesca y ser un camaleón...sin importar que use playeras de cuadritos y pantalones de brincacharcos o este al último grito de la moda. Qué dicen ustedes?

10 opiniones:

Sheila dijo...

Mmm... yo pienso que sí es cierto que diseñamos en cuanto a nuestros gustos (yo casi siempre hago diseños con azul porque este color me gusta mucho, por ejemplo).
Pero habrá ocasiones en que no se podrá, pues no será lo adecuado para el cliente. He hecho varios trabajos en los que las necesidades del cliente han predominado sobre mis gustos y el diseño final fue algo que a mi no me "hizo muy feliz", pero que a él sí le sirvió.
Yo creo que finalmente el cliente es el que decide si quiere tu trabajo (con tus características artísticas) o mejor busca otro "tipo" de diseño. O no?

Jorge Azul dijo...

Asi es en pocos casos, muchos tenemos un estilo, pero un "diseñador" como tal justamente hace eso, "diseña" para algo específico, acomoda y combina elementos con una intención, ¿cuál?, la del proyecto, pero ya cuando uno es un "diseñador" conocido todo lo que hagas esta bien y así aceptaran tu trabajo...entonces no eres diseñador, eres una "personalidad"....

Arturo Haro dijo...

No creo que el diseñador deba mostrar "un estilo". Eso lo hacen los artistas, y el cliente los busca precisamente por ese peculiar "estilo"... porque quieren una muestra de su trabajo en sus paredes.

El diseño, según mi apreciación siempre responde a gustos particulares también, pero debe prevalecer la funcionalidad del mismo. He realizado trabajos que me satisfacen siempre? mmm... alguna vez no he quedado 100% satisfecho, pero reviso una y otra vez la propuesta para decidir si cumple o no, independientemente de mi gusto personal.

Tampoco creo que deba satisfacer al 100% el "gusto" del cliente, en muchas ocasiones nos toca algún cliente con cultura visual o con conceptos bien definidos, que sabe lo que quiere. Pero no es la totalidad de los casos. Muchas veces es peligroso someter el diseño al gusto personal del cliente, y muchas veces su criterio es bastante pobre al respecto.


Saludos.

Jorge Azul dijo...

Entonces el diseño no obedece a gustos personales ni a los del cliente, obedece a un problema real y ya...entonces q pasa con un tipo como David Carson, que muchos directores de revistas lo dejaban al mando de la dirección artística, simplemente por que era ""David Carson"" y tenía su "estilo"....bien me decía un amigo: cuando eres famoso, te puedes echar un pedo en el escenario y todos te aplauden....debería ser así?

Gabriela dijo...

pues a mi lo que me llama la atención del asunto es el inicio del proceso creativo como tal, pues como se ha enseñado en diversas escuelas de arte, interviene mucho el hemisferio derecho del cerebro, donde a veces se anula el izquierdo con el propósito de no realizar la función crítica y analítica, y así "expandiendo" la creación artística como tal. entonces el custionamiento viene al querer unir ambos procesos, donde sí exista este análisis de la información que queremos transmitir, y a la vez exista esta creatividad artística, que llama la atención del espectador.
la cuestión se reduce al conocimiento del lenguaje gráfico a tal grado que se integre al tuyo, de tal forma que al hacer presente el proceso creativo "derecho", entonces sea a partir de un idioma conveniente para el público al que se dirige. ahora bien, un segundo problema está en el constante cambio de este lenguaje, que se crea, rompe y propone nuevas reglas, por eso la importancia de actualizar nuestro acervo visual.

Sheila dijo...

En el diccionario se describe el diseño como "proyecto"...
Un Cirujano opera aplicando sus conocimientos combinados con su criterio (no creo que todos procedan igual).
Lo mismo con un diseñador; aplicará todos sus conocimientos combinándolas con sus experiencias, y de paso, con sus gustos (sus criterios) para satisfacer a un cliente y su necesidad. Todo un proceso! (no creo que le entreguemos al cliente algo que no tenga que ver con su necesidad, o si?).
El dilema era si la personalidad del diseñador afectaba sus diseños... yo sigo opinando que si.

Jorge Azul dijo...

Claro q afecta...pero será aduecuado?, es decir...beneficia o perjudica al produto final?...

Arturo Haro dijo...

ambas pueden ser.

Jaime dijo...

Diseño es sobre resolución de problemas. Si el trabajo de un diseñador da solución a la necesidad del cliente, entonces es bueno, tenga o no tenga su sello personal. No estoy de acuerdo en que no existan "estilos" en los diseñadores. Si los hay aunque siempre se debe anteponer la función a la forma.

moontastic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.